El niño cowboy y el viejo.

Supongamos que la escena se desarrolla de la siguiente manera: mediodía de un caluroso día de verano en la ciudad de Santa Fe. Dos hermanos, uno de pelo castaño claro y el otro castaño oscuro, juegan en la calle. Uno porta una máscara de Ben 10 con una pistola láser en su mano, el segundo un sombrero de cowboy con su correspondiente arma. Es muy probable que estén estrenando juguetes que le ha regalado para navidad.
Pero no solo estos dos niños están en la escena. Imaginen que también hay un auto estacionado donde no le está permitido y por eso tiene las balizas prendidas.

Con una rapidez impresionante, el niño cowboy le roba descaradamente la pistola al niño láser. El niño Ben 10, vulnerable, se apura a esconderse detrás de un árbol. Cowboy en vez de acecharlo para darle el tiro de gracia, esconde la pistola láser debajo de una de las ruedas traseras del coche de las balizas encendidas.
De repente una puerta se abre de golpe. Un hombre elegantemente vestido sale a toda prisa de la casa. Una mujer lo despide desde la puerta y se apura a cerrarla. El hombre elegante se sube al coche estacionado y arranca velozmente. La pistola láser queda hecha añicos.

El niño Ben 10 empieza a llorar a los gritos. El auto de las balizas, que ahora están apagadas, se detiene. El hombre elegante se baja y mira hacia la pistola. No sabe qué ha pasado. Otra puerta se abre. Es la madre de los chicos, que al ver la situación comienza a regañar a cowboy por su comportamiento. Cowboy también empieza a llorar.
El hombre elegante pide disculpas sin entender muy bien cuál es su culpa. Sube nuevamente al coche y sale a toda prisa.
Láser y cowboy lloran desconsoladamente mientras la madre arriándolos a los gritos, los mete adentro de la casa.

Tito aún con las bolsas del supermercado colgándole de las manos, mira la situación por el ventanal de su casa y sonríe. La escena le ha traído muchos recuerdos. Cuando el túnel del tiempo lo libera de esas imágenes rancias, empieza a caminar como sus setenta y siete años le permiten.
Una cocina de azulejos celestes añejos. Un TV de los años setenta. El monótono tic- tac de un gran reloj colgando arriba de la puerta, es lo único que se escucha a lo largo y ancho de la casa.

Tito saca de la bolsa de nylon blanca una zanahoria. Abre un cajón de una alacena gris y antigua. De la misma extrae un pelapapas con el que pela la zanahoria.
De repente se escucha ruido de llaves y la puerta principal que se abre. Tito detiene su tarea. Se da vuelta lentamente. En la puerta de la cocina está su hijo con los ojos rojos de tanto llorar. A su lado está su mujer quien le pasa una mano por la espalda consolándolo. Tito aún tiene la zanahoria en una mano y el pelapapas en la otra. Deja todo sobre la mesada y se sienta. La garganta se le ha hecho un nudo. Pasa su mano por el mantel de hule floreado, dándose unos segundos para formular la pregunta que tanto teme. Luego, con mucho valor, levanta la cabeza para mirar a su hijo. “¿Se murió la vieja, no?”

Tito sale a la calle escoltado por su hijo y la mujer. Se suben a un taxi que espera con las balizas prendidas. Tito se acomoda en la parte trasera, al lado de la ventanilla. Desde allí gira la cabeza y se da cuenta que en el ventanal de la casa de enfrente, el niño cowboy se seca las lágrimas mientras mira como el viejo se acomoda en el asiento. Las miradas se cruzan. Tito le sonríe al niño y con los dedos simula una pistola, como lo haría Clint Eastwood en alguna de sus películas. Cowboy también sonríe, mientras mira como el coche se aleja por la calle desierta.

Anuncios
Published in: on enero 2, 2011 at 7:16 pm  Dejar un comentario  

The URI to TrackBack this entry is: https://estrellamaya.wordpress.com/2011/01/02/el-nino-cowboy-y-el-viejo/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: