Mad Men y Piso de soltero de Billy Wilder.

Después de haber terminado con la última temporada de BREAKING BAD, pasé unos días sin mirar ninguna serie. No me ponía de acuerdo, FRINGE, MAD MEN y terminar SIX FEET UNDER eran las opciones.

Finalmente me decidí por MAD MEN, y no me arrepiento de nada, señores.
Metiéndome en varios blogs de cine y series de TV, encontraba que a algunos les gustaba más a otros menos, pero todos coincidían en las siguiente frase: “Mad men, es sin dudas, una de las mejores series en la historia de la TV”. Faaa…. ¿Es para tanto? Sí. ¿Solo porque ganó tres Grammys consecutivos a la mejor serie dramática? Si. ¿Pero por que? ¡¡¡Porque es una serie magistral y san se acabó!!!.

Para empezar su guión es buenísimo. Nada malo se podía esperar de Matthew Weiner, uno de los guionistas de Los Sopranos y creador de esta serie.
Pero para aquellos amigos de la adrenalina, cabe aclarar que no es una serie de acción. Es un drama muy bien llevado y a veces, hasta diría, “lento”. Hay que pasar los 5 primeros capítulos, para engancharse del todo con las historias corales que acá se relatan. Pero cuando termina la primera temporada, te quedas con ganas de más y más.

Mad Men también hace que uno tenga ganas de meterse en una maquina del tiempo y volver a los 60´s. Van a ver que todo está muy bien ambientado, que los objetos cobran vida porque tienen que estar ahí y porque significan algo.
Los personajes son entrañables. A pesar de ser una época diferente y una cultura lejana, uno se siente totalmente identificado hasta el punto de emocionarte al mismo tiempo que ellos lo hacen.Pero sobretodo, lo que uno encuentra en esta serie, son las sutilezas.

En el capitulo final, cuando realizan la propuesta de la publicidad del carrusel de Kodak, me emocioné hasta las lagrimas al mismo tiempo que lo hacía Don Draper.

Una critica española decía que: “Hacía tiempo que la tele no les regalaba algo así. Nunca me cansaré de recomendarla, ni alabarla, ni de decir que merece todos los premios que está cosechando. Tuvo una brillante primera temporada que me ganó con tan sólo su episodio piloto. Sí, yo fui de los que entró de lleno en la serie con tan sólo un episodio. Pero cuando creía que ya había alcanzado la perfección, Mad Men se superó con la segunda y, en especial, la tercera temporada. Las palabras brillante o perfección alcanzaron todo un nuevo significado.

Es una serie que enamora con sus secuencias, con sus planos, con sus diálogos y sus silencios, con unos personajes fuertes, vivos y a la vez muertos por dentro. Me emociono de tan sólo pensar lo que nos va a traer esta nueva temporada, de las vivencias y conflictos de los que estamos a punto de ser testigos. Y doy las gracias porque lo podamos ver.”

Pero ¿que es lo que más me gusta de esta serie? Es que MAD MEN, es cine. Cine puro hecho para TV.

Y acá es cuando quiero enganchar con Billy Wilder y Hitchcock.

En el capitulo 10 de la primera temporada, un señor invita a una compañera de trabajo al cine. Le dice que estan dando: “The apartament” de Billy Wilder. Pero también aclara que se estrenó una película “extraña” que se llama “Psicosis” y hace un comentario despectivo sobre este tipo de cine. (Cabe aclarar que Hitchcock no gozaba de una buena repercusión por ese entonces en los Estados Unidos)

Esa sola escena, me hizo “vivenciar” como eran los estrenos de estas dos obras maestras del cine. En la misma semana se estrenaba una película de Don Alfred y otra de Billy Wilder. Guau….

Pero está bien…lo confieso, si bien me encanta Wilder, nunca había visto THE APARTAMENT ,así que no dudé y miré PISO DE SOLTERO, como fue su traducción al castellano. Gracias a MAD MEN, vi una de las mejores películas de Billy Wilder.

No me voy a poner a analizar la película, porque no tengo ganas. Simplemente quería informarles que PISO DE SOLTERO arrasó con seis premios Oscar, incluyendo mejor película.

Y ahora viene una buena pregunta: ¿Por qué Piso… nunca ingresó a al top ten como otras obras maestras de Wilder, por ejemplo El ocaso de una vida y Una Eva y dos Adanes?

Misterios sin resolver…

Dicen que un crítico americano, llamado Mark Cousins, quién escribió la introducción al guión de Piso de soltero, reconoció que esta película es “la mejor no-obra maestra del cine americano”.

Será entonces como dice la premisa de Sterling Cooper, la agencia de publicidad de los personajes de MAD MEN:

“No importa lo que seas. Lo importante es como lo vendas“.

Anuncios
Published in: on octubre 18, 2010 at 5:42 pm  Dejar un comentario